SocialPHY

Loading...

SocialPHY

Register
section-icon

PUBLICACIONES

¡Lea sobre noticias de ganar dinero, anuncios, redes sociales y más!

ECONOMÍA - noviembre 7, 2023

Precios de la energía y tendencias del petróleo

[deleted]

@[deleted]

Los Desafíos de los Precios de la Energía en la Economía Global. En los últimos tiempos, hemos sido testigos de una persistente disminución en los precios de la energía, una tendencia que ha perdurado por más de un año. Sin embargo, a pesar de las expectativas de un impulso económico mundial debido a esta disminución, los resultados hasta ahora han sido insatisfactorios.

A medida que exploramos esta compleja relación entre los precios del petróleo y el crecimiento económico, surgen diversos factores clave.

La Caída de los Precios del Petróleo: Un Fenómeno Multifacético

Precios de la energía

Desde junio de 2014, los precios del petróleo medidos en dólares estadounidenses han experimentado una drástica caída de aproximadamente el 65%, lo que equivale a alrededor de 70 dólares. Este declive ha tenido lugar en un contexto en el que el crecimiento económico se ha ralentizado en diversas regiones del mundo. A pesar de la apreciación del dólar en un 20% durante este período, los precios del petróleo en otras monedas también han registrado una considerable disminución, promediando más de 60 dólares. Este fenómeno ha desconcertado a muchos, incluyendo a los observadores del Fondo Monetario Internacional (FMI), quienes inicialmente preveían que la caída de los precios del petróleo sería beneficiosa para la economía global.

El Enigma de la Relación entre Precios del Petróleo y Mercados de Capitales

Los mercados globales de capitales han sorprendido a medida que los precios del petróleo han disminuido. En lugar de experimentar un repunte económico, los mercados de capitales han seguido una tendencia descendente durante los últimos seis meses, desafiando las expectativas. Esta inesperada correlación entre las cotizaciones bursátiles y los precios del petróleo plantea interrogantes sobre la relación tradicional entre los precios de la energía y el bienestar económico.

Oferta y Demanda: Factores Determinantes

Uno de los desafíos al intentar prever el impacto de las fluctuaciones de los precios del petróleo es discernir si la caída en los precios mundiales es el resultado de un aumento en la oferta global o una disminución en la demanda a nivel internacional. Esta distinción es fundamental para comprender cómo los precios de la energía influyen en la economía global. Exploraremos en detalle estos factores determinantes y su relación con el crecimiento económico.


Seguro que te interesa: Economía

Oferta de Petróleo y su Influencia en los Precios

La oferta global de petróleo ha sido un factor significativo en la caída de los precios. La producción sin precedentes de los países miembros de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros países, incluyendo a Irán, ha contribuido a una abundante oferta de petróleo en el mercado. Además, la producción de petróleo de esquisto bituminoso en Estados Unidos ha demostrado ser resistente a la baja de los precios del petróleo. Esta interacción entre la oferta y la demanda de petróleo arroja luz sobre la complejidad de la situación.

Los Efectos en las Economías Importadoras de Petróleo

La disminución de la demanda de petróleo ha tenido un impacto considerable en las economías importadoras de petróleo. A pesar de la caída de los precios del petróleo, el aumento de la demanda interna en estos países no ha superado las expectativas previas. Investigaremos cómo la composición de la demanda en estas naciones influye en el efecto de los precios de la energía en su crecimiento económico y bienestar general.

Los Desafíos de las Economías Exportadoras de Petróleo

En las economías exportadoras de petróleo, la disminución de los precios del petróleo ha tenido un impacto negativo en la demanda interna. La caída en los precios del petróleo ha llevado a una reducción del gasto público y de la inversión, lo que ha contribuido a una situación económica más precaria en estos países. Exploraremos cómo estas economías enfrentan desafíos particulares debido a su dependencia de los ingresos petroleros y su capacidad limitada para adaptarse a los cambios en los precios de la energía.

El Rol de las Tasas de Interés en la Economía Actual

En un entorno económico donde las tasas de interés nominales se mantienen cerca de cero, las implicaciones de los precios del petróleo son aún más complejas. Examinaremos cómo las tasas de interés juegan un papel crucial en la dinámica económica y cómo afectan la relación entre los precios del petróleo y el crecimiento económico.

Seguridad en el Abastecimiento Energético y Evolución de los Precios del Petróleo

En los últimos tiempos, Europa ha atravesado una crisis energética de magnitudes sin precedentes. Los países que conforman la Unión Europea (UE) han unido esfuerzos para afrontar el desafío de mantener un suministro energético seguro y garantizar precios accesibles para los consumidores. ¿Qué estrategias están desplegando estos países para afrontar esta crisis energética?

Analizamos la evolución reciente de los precios del petróleo y cómo estos han aumentado en medio de cambios en el mercado de la energía.

Alza de Precios del Petróleo

Durante el tercer trimestre de 2021 y en octubre, los precios del petróleo crudo experimentaron un marcado aumento. Este repunte se debe a la creciente demanda, interrupciones en el suministro relacionadas con fenómenos meteorológicos y restricciones de producción por parte de la OPEP y sus socios (OPEP+). También se ha visto impulsado por el aumento de los precios del gas natural, que ha aumentado la necesidad de petróleo en calefacción y generación de electricidad. Se prevé que los precios promedio del petróleo crudo alcancen los USD 74 por barril en 2022 antes de disminuir a USD 65 por barril en 2023, a medida que se recupere la producción mundial.

Recuperación de la Demanda de Petróleo

La demanda de petróleo aumentó en el tercer trimestre de 2021 a medida que se levantaron las medidas de confinamiento, especialmente en Europa. Actualmente, la demanda global se ubica solo un 3 % por debajo de los niveles anteriores a la pandemia. La recuperación más destacada se ha producido en China, donde la demanda supera en más del 10 % los niveles previos a la pandemia, mientras que las economías de la OCDE y no OCDE aún no han alcanzado esos niveles.

Impacto de Interrupciones en el Suministro

Las interrupciones en el suministro han respaldado el aumento de los precios del petróleo. Tras una recuperación gradual desde marzo de 2021, la producción petrolera mundial disminuyó en agosto y septiembre. Estados Unidos fue afectado por el huracán Ida, mientras que la OPEP y la OPEP+ redujeron la producción en casi 1 millón de barriles diarios debido a labores de mantenimiento y recortes de suministro.

Reducción de Reservas de Petróleo

Las existencias de petróleo continúan disminuyendo rápidamente, cayendo más del 1 % mensual desde agosto de 2020. Las existencias de la industria en la OCDE se encuentran alrededor de un 4 % por debajo de su promedio quinquenal en julio de 2021.

Perspectivas

Se espera que la demanda de petróleo supere su nivel anterior a la pandemia en 2022. Esto se debe en parte a la sustitución de petróleo por gas natural en calefacción y generación de electricidad, lo que aumentará la demanda en más de 500,000 barriles por día. Además, se pronostica que la producción mundial de petróleo se recuperará en alrededor de 6 millones de barriles por día en 2022 a medida que la OPEP+ relaje sus recortes de producción a lo largo del año, y que la producción en Estados Unidos aumente en aproximadamente 1 millón de barriles por día.

Riesgos

En el corto plazo, los riesgos al alza incluyen un mayor uso del petróleo crudo como sustituto del gas natural y la posibilidad de que el petróleo de esquisto estadounidense se recupere más lentamente de lo previsto. En el lado negativo, existe el riesgo de que los precios de la energía más elevados comiencen a afectar el crecimiento, mientras que los nuevos brotes de la COVID-19 también podrían repercutir en la demanda de petróleo.

Además, existe el riesgo de que el crecimiento futuro de la oferta sea más débil que el de la demanda, lo que podría conducir a precios considerablemente más altos. Las inversiones en nueva producción de petróleo han sido relativamente escasas desde el colapso de los precios del petróleo en 2014, y cayeron aún más en 2020, particularmente entre las principales empresas petroleras.

Cronología de Eventos Relevantes

19.6.2023 – El Consejo de la UE logra un acuerdo significativo en relación con la reforma del mercado de la electricidad.

30.3.2023 – El Consejo de la UE aprueba oficialmente una meta de reducción del 15 % en la demanda de gas.

28.3.2023 – Los estados miembros acuerdan prorrogar voluntariamente la meta del 15 % de reducción en la demanda de gas.

19.12.2022 – El Consejo de la UE llega a un acuerdo sobre el mecanismo para controlar los precios excesivos del gas.

15.12.2022 – El Consejo Europeo destaca la importancia de una mayor coordinación a nivel de la UE para enfrentar los desafíos invernales venideros.

Una Crisis de Precios Energéticos y Seguridad en el Abastecimiento

Los precios ascendentes en el sector energético y las interrupciones en el suministro de energía se sitúan como los principales focos de preocupación para los líderes de la UE y el Consejo Europeo. Los países miembros de la UE se encuentran unidos y trabajan en estrecha colaboración para implementar medidas que enfrenten la escalada de precios y los desequilibrios en el mercado de la energía.

La unidad de los Estados miembros de la UE se convierte en un pilar fundamental para lidiar con la crisis energética actual. La colaboración se configura como el camino óptimo para que los países de la UE mitiguen el impacto de la crisis y reduzcan los riesgos asociados. Por ejemplo, la adquisición conjunta de energía puede contribuir a disminuir los costos de las importaciones.

En un contexto de incertidumbre en cuanto al suministro energético, la solidaridad entre los países de la UE se torna esencial para brindar apoyo a aquellos estados más dependientes de la energía rusa y, por ende, más vulnerables ante posibles cortes en el suministro.

Los objetivos fundamentales de la respuesta de la UE ante la crisis energética comprenden:

  1. Garantizar precios energéticos asequibles y competitivos para los consumidores de la UE.
  2. Aumentar la seguridad energética de la UE y su preparación para situaciones de emergencia.
  3. Fortalecer la resiliencia y autonomía energética de los países de la UE.

En este sentido, los países de la UE colaboran para:

  • Limitar los precios del gas que alcanzan niveles excesivamente elevados.
  • Mejorar la solidaridad y la distribución del suministro.
  • Reducir los costos energéticos para los hogares y las empresas.
  • Reducir la dependencia energética de la UE.
  • Garantizar el suministro de gas.
  • Acelerar la transición hacia fuentes de energía más ecológicas.

Control de Precios Energéticos Elevados

Los países de la UE han establecido un mecanismo de corrección de mercado que busca limitar las alzas desmedidas en los precios del gas en la UE, reduciendo así el impacto de las subidas de precios en los ciudadanos y la economía. Se ha implementado un tope máximo de precios para las transacciones de gas en caso de que estos alcancen niveles excepcionales. El mecanismo se activa automáticamente si se cumplen dos condiciones simultáneamente:

  1. Cuando el precio a un mes vista del mecanismo de transferencia de títulos (TTF) supera los 180 €/MWh durante tres días hábiles.
  2. Cuando el precio a un mes vista del TTF se sitúa 35 € por encima del precio de referencia del gas natural licuado (GNL) en los mercados mundiales durante el mismo periodo de tres días hábiles.

Este Reglamento se considera una medida de emergencia temporal que busca controlar los precios del gas excesivamente elevados mientras se mantiene la seguridad del suministro y la estabilidad financiera de los mercados. Se aplica a contratos de derivados a uno, tres y doce meses vista. Entró en vigor el 15 de febrero de 2023 y puede ser desactivado o suspendido según normativas predefinidas.

Fomentando la Solidaridad y la Distribución del Suministro

Dada la volatilidad de los precios energéticos en los mercados, los países de la UE han adoptado medidas para mejorar la solidaridad y coordinar la adquisición conjunta de gas. Estas medidas permiten que los Estados miembros y las empresas energéticas compren gas de manera conjunta en los mercados globales, asegurando así que los países de la UE cuenten con un mayor poder de negociación y evitando que los Estados miembros compitan entre sí en este proceso.

Además, se fomentan los acuerdos de solidaridad entre los países de la UE. Aquellos estados que aún no hayan alcanzado un acuerdo con otro miembro de la UE pueden apelar a la solidaridad en momentos de necesidad. Se introduce también un nuevo precio de referencia que proporcionará estabilidad y previsibilidad en las transacciones de gas natural licuado (GNL), complementario al mecanismo de transferencia de títulos (TTF). Estas medidas se formalizaron en el Consejo de Energía del 19 de diciembre de 2022.

Reducción de los Costos Energéticos para Hogares y Empresas

Los elevados precios energéticos tienen un impacto directo en los consumidores de la UE, tanto en las familias como en las empresas. Para mitigar el aumento de los costos para los consumidores, en octubre de 2022, los países de la UE adoptaron un Reglamento de emergencia que incluye tres medidas esenciales:

  1. Reducción del consumo de electricidad.
  2. Limitación de los ingresos de los productores de electricidad.
  3. Establecimiento de una contribución solidaria por parte de las empresas de combustibles fósiles.

Se espera que la reducción del consumo de electricidad tenga un efecto positivo en los precios de la electricidad en la UE, beneficiando a los consumidores. Las nuevas normativas permiten a los Estados miembros recaudar fondos de los beneficios excepcionales del sector energético y redistribuirlos a personas y empresas vulnerables que enfrentan dificultades para pagar sus facturas. Estas medidas, excepcionales y temporales, estarán en vigor desde el 1 de diciembre de 2022 hasta el 31 de diciembre de 2023.

Reduciendo la Dependencia Energética de la UE

En una reunión de líderes de la UE celebrada en marzo de 2022, los 27 Estados miembros decidieron gradualmente reducir la dependencia de la UE de los combustibles fósiles rusos, en vista de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y los objetivos climáticos de la UE para 2050. A través de la Declaración de Versalles, se acordó limitar progresivamente las importaciones de Rusia, diversificar las fuentes de energía y rutas de suministro, impulsar las energías renovables y el hidrógeno, mejorar las interconexiones de las redes energéticas de la UE y aumentar la eficiencia energética. En 2020, más del 50% de la energía de la UE provenía de importaciones, siendo Rusia el principal proveedor de combustibles fósiles.

Reducir la dependencia de la UE de los combustibles rusos es crucial para fortalecer la autonomía y resiliencia energética, especialmente en situaciones de escasez de energía, y promover la transición hacia fuentes de energía renovable.

En respuesta a esta decisión, la Comisión presentó REPowerEU en mayo de 2022, un plan que incluye la creación de la Plataforma Energética de la UE para coordinar compras conjuntas de energía para los países de la UE y algunos socios europeos. Además, se han logrado acuerdos de suministro de energía con socios internacionales, como Estados Unidos, Canadá, Noruega, Azerbaiyán, Israel y Egipto.

Garantizando el Suministro de Gas

Dado que el suministro de gas se volvía cada vez más impredecible debido a la interrupción del suministro de gas ruso a algunos países de la UE, el Consejo adoptó medidas urgentes para garantizar el suministro durante los meses de invierno y reducir la demanda de gas en la UE.

En junio de 2022, el Consejo aprobó un nuevo Reglamento sobre el almacenamiento de gas, que establece que el almacenamiento subterráneo de gas en los Estados miembros debe alcanzar al menos el 80 % de su capacidad para el 1 de noviembre de 2022 y el 90 % para los inviernos siguientes. Estas normas también establecieron acuerdos de solidaridad entre los Estados miembros para ayudar a los países sin instalaciones de almacenamiento.

Además, se introdujo la certificación obligatoria de los gestores de sistemas de almacenamiento subterráneo de gas para evitar interferencias externas. A partir de marzo de 2023, se prorrogó la meta voluntaria de reducción del 15 % en la demanda de gas hasta el 31 de marzo de 2024.

Acelerando la Transición Ecológica

Los países de la UE están comprometidos con los objetivos del Pacto Verde Europeo, que busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y lograr la neutralidad climática para 2050. Esto implica la revisión del sistema energético de la UE y la sustitución de los combustibles fósiles por fuentes de energía más limpias.

En marzo de 2023, el Consejo presentó el paquete de medidas «Objetivo 55», que tiene como objetivo reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % para 2030. Estas medidas incluyen revisiones de las Directivas sobre energías renovables y eficiencia energética, así como un enfoque en el mercado del hidrógeno y del gas descarbonizado.

A nivel nacional, los países de la UE están implementando medidas para ayudar a los ciudadanos y las empresas que enfrentan facturas de energía elevadas, siguiendo las directrices de la UE sobre los precios de la energía y el marco temporal de crisis de la UE para las medidas de ayuda estatal.

En resumen, la UE está tomando medidas concertadas y decisivas para enfrentar la crisis energética actual, garantizar precios asequibles de la energía y avanzar hacia una transición energética más ecológica y sostenible.

Transición Energética: Perspectivas y Precios en el Horizonte de 2023

El año 2022 ha sentado precedentes en la volatilidad del mercado energético. Los eventos geopolíticos, particularmente el conflicto entre Rusia y Ucrania, han trastocado el equilibrio de la oferta y demanda, catapultando los precios de la energía a alturas sin precedentes, con un impacto directo en las tendencias del petróleo y el gas.

Fluctuaciones en el Mercado de Energía

Un análisis prospectivo del mercado sugiere un panorama energético en transformación. La culminación de 2022 ha traído una moderación en los precios, que se refleja en la disminución de más del 80% en los índices del gas natural europeo desde los picos veraniegos. Estos desarrollos surgen como resultado de la acumulación estratégica de reservas en el continente, las políticas de consumo consciente y un invierno menos riguroso.

El Poder Regulador de China en el Mercado Petrolero

China, como gigante económico, está en el foco de atención para el 2023. La anticipada reactivación económica del país podría ejercer una influencia considerable en la demanda global de petróleo. Los analistas prevén que este impulso contribuya a un récord en la demanda de crudo, pudiendo alcanzar un pico sin precedentes en la historia.

Traza de los Precios del Brent en 2023

Las proyecciones para el Brent sugieren un recorrido ascendente a lo largo de 2023, con una recuperación notoria hacia la segunda mitad del año, potencialmente impulsando los precios por encima de la barrera de los 90 dólares el barril.

La Dinámica del Gas Natural

La inestabilidad introducida por el cese del flujo de gas natural ruso a Europa ha sido un factor crítico en la escalada de precios. Sin embargo, el desplome en la demanda y la diversificación hacia el gas natural licuado (GNL) han traído alivio y una disminución de precios.

Reservas de Gas Natural en Europa

El nivel de las reservas de gas natural en Europa ha sido un barómetro de estabilidad para el mercado. La diversificación de proveedores y el incremento en la capacidad de regasificación podría ser un contrapeso para el panorama de precios de 2023.

Este artículo académico sintetiza los puntos más relevantes del escenario energético para 2023, con un enfoque en los precios de la energía y las tendencias del petróleo. Se ha elaborado sobre la base de análisis de mercado, previsiones de demanda y oferta y la influencia geopolítica, manteniendo siempre una perspectiva informada y actualizada para el lector académico e inversor interesado en la materia.