SocialPHY

Loading...

SocialPHY

Register
section-icon

PUBLICACIONES

¡Lea sobre noticias de ganar dinero, anuncios, redes sociales y más!

ECONOMÍA - noviembre 6, 2023

Desempleo y estadísticas laborales

[deleted]

@[deleted]

La carencia de oportunidades laborales, conocida comúnmente como desempleo, describe la condición de personas aptas y dispuestas a laborar que no tienen acceso a un puesto de trabajo y, en consecuencia, no reciben remuneración. Esta situación afecta a un segmento de la población que está en la plenitud de su capacidad y disposición para ejercer una profesión o actividad económica, conocida como la fuerza laboral activa.

Al analizar el fenómeno del desempleo, es importante distinguir entre los individuos activamente buscando empleo y aquellos que, por diversas razones como estudios, jubilación o incapacidad, no participan en el mercado laboral y se consideran población inactiva.

Requisitos para la Existencia del Desempleo

Para que se considere a una persona como parte de las estadísticas de desempleo, es fundamental que esta esté buscando activamente trabajo y esté dispuesta a aceptar los salarios ofrecidos en el mercado laboral. Las razones detrás de la falta de empleo son variadas y pueden dar lugar a diferentes formas de desempleo: estacional, friccional, cíclico y estructural, así como el generado por avances tecnológicos que pueden volver obsoletas ciertas habilidades laborales.

En ciertos contextos, el desempleo es utilizado como herramienta de políticas públicas para estimular la competitividad en el mercado de trabajo.

Desempleo

Abordaje Histórico del Desempleo

El concepto de desempleo tal y como lo entendemos en la actualidad no tenía cabida en la sociedad medieval. La percepción social hacia aquellos sin trabajo era negativa, viéndolos como holgazanes. No fue sino hasta el cambio de siglo XIX al XX que se reconoció oficialmente el desempleo como un problema socioeconómico significativo, instando a comisiones gubernamentales a investigar y proponer soluciones.


La conciencia sobre el problema del desempleo se agudizó tras conflictos globales como las Guerras Mundiales, cuando las fluctuaciones económicas pusieron en primer plano la inestabilidad del mercado laboral.

Clasificación y Definiciones de Desempleo

El desempleo estructural refiere a la discordancia entre las competencias de los trabajadores y las necesidades del mercado, una realidad agravada por rigideces en los mercados y cambios tecnológicos. Mientras que el desempleo estacional se relaciona con industrias que tienen períodos de alta y baja demanda laboral, como el turismo y la agricultura.

Por otro lado, el desempleo cíclico sigue los vaivenes de la economía y puede ser indicativo de problemas más profundos en la estructura económica de un país. Finalmente, el desempleo friccional surge como resultado natural de la rotación laboral y el proceso de búsqueda de empleo por parte de los trabajadores.

La gestión y la reducción del desempleo requieren estrategias que pueden incluir formación profesional, asesoramiento y apoyo en la búsqueda de trabajo, enfatizando la importancia de las **estadísticas laborales** para entender y abordar este fenómeno complejo.

El Dilema del Desempleo de Larga Duración

Desempleo y Estadísticas Laborales – Desempleo de larga duración es el término que se asigna a la condición de aquellas personas que se encuentran inscritas como demandantes de empleo de forma ininterrumpida durante más de seis meses. Esta situación tiene un impacto significativo en el funcionamiento del mercado laboral y desafía el modelo clásico que tiende a restablecer el pleno empleo de manera automática.

En el paradigma económico tradicional, el mercado laboral tiende hacia el equilibrio sin desempleo. Cuando surge el desempleo, los desempleados compiten con los empleados por los puestos disponibles, lo que ejerce presión sobre los salarios y, finalmente, restaura el equilibrio a través de una disminución salarial. No obstante, el desempleo de larga duración introduce una distorsión en este proceso. Estos desempleados no compiten con los empleados actuales, ya que las empresas los perciben como no «elegibles» para reemplazar a los empleados actuales en sus funciones. Como resultado, los salarios no disminuyen y el mercado laboral no se reequilibra.

Esta distorsión en el mercado laboral requiere la intervención del Estado para prestar atención especial a las personas en esta situación.

Medición del Desempleo: Tasa de Desempleo

La medición del desempleo y el empleo es uno de los datos económicos más detallados y extensos en cualquier país. Estos datos se obtienen generalmente a través de encuestas a hogares.

Se clasifica a la población residente de una edad específica de acuerdo con los siguientes grupos:

  • Población activa: que comprende a las personas empleadas y desempleadas.
  • Empleados: aquellos que trabajaron una hora o más en la última semana bajo diversas modalidades de empleo.
  • Desempleados: personas no empleadas que buscaron activamente empleo y estuvieron disponibles para trabajar.

La tasa de desempleo se calcula como el cociente entre el total de desempleados y la población activa, expresada en porcentaje. Esto significa que no se trata de una proporción en relación al total de la población, sino específicamente de la población económicamente activa.

Tipos de Desempleo

  1. Desempleo Abierto: Indica a las personas que no trabajaron durante la semana de referencia, buscaron activamente empleo y estuvieron disponibles para trabajar de inmediato. Estos son los tres requisitos para ser considerados desempleados abiertos.
  2. Desempleo en Iniciadores: Estas personas no trabajaron durante la semana de referencia, pero no buscaron activamente un empleo porque ya habían asegurado una oportunidad de trabajo y esperan noticias del empleador o cliente. La clasificación de estos trabajadores varía según los países y puede afectar ligeramente la tasa de desempleo.
  3. Desempleo Oculto: Este tipo de desempleo no se refleja en las estadísticas oficiales debido a la forma en que se recopilan los datos. Solo se considera desempleados a aquellos que buscan activamente trabajo. Las personas que han dejado de buscar trabajo, así como los subempleados y quienes están en educación de tiempo completo, a menudo no se cuentan oficialmente en las estadísticas de desempleo. Esto subestima con frecuencia las tasas reales de desempleo.

Impacto del Desempleo

La presencia de un alto desempleo plantea un desafío tanto económico como social. Económicamente, significa que la economía no está utilizando todos los recursos, especialmente la mano de obra. Como resultado, opera por debajo de su capacidad máxima de producción. Socialmente, el alto desempleo causa sufrimiento, ya que los trabajadores desempleados deben enfrentar dificultades económicas. Además, este problema puede afectar la salud, tanto física como buco-dental, y las relaciones familiares.

El desempleo también puede afectar la salud mental de las personas, generando estrés, depresión y falta de confianza. En el ámbito social, se asocia al aumento del crimen y puede fomentar la xenofobia y el proteccionismo, ya que los trabajadores temen que los extranjeros les quiten sus empleos.

Políticas de Empleo

Para abordar el desempleo, existen las denominadas políticas activas de empleo. Estas intervenciones estatales en el mercado laboral tienen como objetivo ayudar a los desempleados a encontrar trabajo. Estas políticas incluyen la formación, programas de obras públicas y programas de bienestar social. También se han utilizado históricamente empleos financiados por el gobierno para personas sin discapacidad. Las políticas activas de empleo buscan estimular tanto la oferta como la demanda de trabajo, lo que puede llevar a una mayor tasa de empleo.

Además, aumentar la demanda de bienes y servicios puede impulsar la economía, aumentando la demanda de trabajo. Esto se puede lograr mediante el aumento de los salarios de la clase trabajadora, lo que a menudo tiene un efecto positivo en la demanda de bienes y servicios. Además, las medidas temporales, como los programas de obras públicas, pueden ayudar a estimular la demanda de trabajo.

El desempleo es un tema complejo que requiere una variedad de enfoques para abordar sus múltiples dimensiones. El equilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado laboral y las políticas activas de empleo desempeñan un papel crucial en la gestión de este desafío.

Estrategias del Mercado Laboral y Flexibilidad

El ámbito laboral no siempre opera con total eficiencia, y en muchas ocasiones supera la eficiencia burocrática. Existen argumentos que indican que medidas como el salario mínimo y la influencia sindical impiden que los salarios desciendan, llevando a situaciones donde numerosos individuos desean ofrecer sus servicios a un costo determinado, pero se encuentran imposibilitados. Se parte de la premisa que hay una competencia justa en el mercado laboral, donde ningún participante tiene suficiente poder para influir en los salarios y todos los empleados poseen habilidades parecidas.

Los que abogan por las estrategias de flexibilización laboral ven en ellas una solución, permitiendo que el mercado laboral se adapte más fácilmente. Entre estas medidas se encuentran la eliminación del salario mínimo y la disminución de la influencia sindical. Estas estrategias, según sus proponentes, promueven un crecimiento sostenido al reducir gastos laborales, aumentando la demanda de trabajadores y, por ende, reduciendo el desempleo. Aseguran que medidas como la reducción de impuestos corporativos y la minimización de regulaciones incentivan la creación de empleos. Además, la inversión en educación se presenta como una solución para hacer a los trabajadores más atractivos para los empleadores.

Relación Entre Horas de Trabajo y Desempleo

El concepto de reducir las horas de trabajo, tanto diarias como semanales, ha sido una propuesta tradicionalmente respaldada por corrientes de izquierda y movimientos obreros, viéndola como una distribución equitativa de los ingresos y una solución a altas tasas de desempleo. Sin embargo, hay un debate constante sobre si esta es la mejor solución frente a los desafíos que plantea la productividad, la conciliación de la vida laboral y personal, y otros factores socioeconómicos.

Automatización y el Futuro del Trabajo

En el avance tecnológico, muchos trabajos que antes eran realizados por personas, ahora son reemplazados por sistemas automatizados. Este fenómeno se evidencia en sectores como la banca, el comercio y otros servicios, donde tareas repetitivas se han vuelto más eficientes gracias a la tecnología. Estos cambios repercuten en las estadísticas laborales, influyendo directamente en el desempleo y estadísticas laborales globales.

Estadísticas de Desempleo por País

Diferentes naciones muestran tasas de desempleo variadas. Por ejemplo, en 2018, Alemania registraba un 3.4% de desempleo, mientras que España, uno de los países con más desafíos en esta área, tenía un 14.3% en ese mismo año. Estas cifras reflejan distintas realidades y enfoques políticos y económicos respecto al mercado laboral y el desempleo.

Seguro que te interesa: Economía

Sistemas de Apoyo al Desempleado

Cada país tiene mecanismos para apoyar a sus ciudadanos desempleados. Por ejemplo, en Alemania, el apoyo se conoce como seguro de desempleo, y forma parte del sistema de seguridad social del país. En otros países, como Dinamarca, Finlandia y Francia, existen sistemas mixtos, combinando ayudas gubernamentales con seguros privados, buscando siempre minimizar el impacto del desempleo y las estadísticas laborales adversas.